Wi-Fi 6, o el Wi-Fi del futuro

julio 11, 2019

Actualmente la demanda que existe de acceso a una red inalámbrica, por parte de los usuarios, pasó de ser algo deseable a algo necesario. A causa de esto, el rendimiento de la red es ahora un requisito crítico para el negocio. Tanto los colaboradores, como los consumidores e invitados esperan una conexión Wi-Fi confiable y, la ausencia de ésta puede influir en su decisión de entrar en un establecimiento o salir de él.

Para atraer y retener a clientes y personal, las empresas necesitan ofrecer un Wi-Fi seguro y una experiencia increíble, o se arriesgan a perder negocios. Además, para dar cabida al creciente número de dispositivos móviles y de IoT, las demandas de mayor capacidad se han convertido en un factor clave de éxito. Para resolver este problema, las redes inalámbricas necesitan proporcionar una manera más eficiente de manejar esta creciente y diversa cantidad de tráfico, así como las necesidades de ancho de banda.

El reciente estándar de Wi-Fi llamado 802.11ax, rebautizado como Wi-Fi 6 por la Wi-Fi Alliance, está hecho para mejorar la eficiencia de la forma en que los access points manejan los dispositivos de manera simultánea. Ya no se trata de comparar las velocidades Wi-Fi; se trata más bien de la capacidad de la red para proporcionar el rendimiento óptimo para todos los clientes.

La ventaja del 802.11ax

La movilidad y BYOD ya no son sólo algo que unos cuantos pueden tener, son una solución con la que hay que contar. Los usuarios que participan en conferencias telefónicas compiten ahora por el ancho de banda inalámbrico con sensores de temperatura, iluminación y localización, así como con cámaras de vigilancia y equipos de audio y video.

El aumento de la densidad, los dispositivos de IoT y los paquetes más pequeños y sensibles al tiempo están impulsando la necesidad de una mayor capacidad. La actualización a los access points con estándar 802.11ax ofrece la posibilidad de mejorar el rendimiento de la red por la mera naturaleza de su funcionamiento. Los dispositivos enviarán y recibirán tráfico de manera simultánea, y pueden definirse normas para garantizar que el tráfico de IoT no interfiera en las aplicaciones intensivas de ancho de banda.

Podemos encontrar varios ejemplos en los que 802.11ax ofrece una ventaja, como en oficinas inteligentes y fábricas donde el uso de dispositivos IoT y la seguridad de autenticación es una preocupación o entornos como escuelas y organizaciones tecnológicas donde la movilidad y el tráfico de voz y video son más frecuentes.

La cantidad y el tipo de dispositivos de IoT que se introducen en las organizaciones también pueden afectar al rendimiento de la red. Las consolas de juegos, los televisores y los dispositivos médicos deben coexistir con los sensores y otros dispositivos de IoT utilizados para administrar los controles ambientales, el riesgo al aire libre y el consumo de energía.

Si la densidad de dispositivos móviles y de IoT y las aplicaciones de transmisión de video están aumentando en su organización, los access points 802.11ax se deberán considerar en el futuro. Además, tu empresa estará en condiciones de admitir a los clientes emergentes 802.11ax (Wi-Fi 6) a medida que se abren paso en su red.

Si deseas saber más acerca de los equipos que ofrecen esta tecnología, comunícate con nosotros. En CompuSoluciones revolucionamos el espacio de trabajo inteligente.

Dejar un comentario.

Déjanos tu correo y te asistiremos a la brevedad





Gracias. A la brevedad nos pondremos en contacto.

Forma parte de nuestra cadena de proveedores