Comercio ElectrónicoTransformación Digital

Tendencias del consumidor en México en la Nueva Normalidad

mayo 26, 2020

La preocupación en México, además del tema de salud, es el tema económico. En algunas empresas ya se ha extendido la cuarentena hasta su tercer mes y muchas de ellas han logrado identificar nuevos hábitos, actitudes y comportamientos de los colaboradores para seguir siendo productivos.

Para muchas personas, sobre todo quienes trabajan en ciudades más conglomeradas, han visto mejoría en su estilo de vida; duermen más, conviven más con su familia, cocinan quienes antes no lo hacían, leen y hacen ejercicio en casa.

Conforme este periodo de confinamiento vaya disminuyendo y regresemos a la nueva normalidad, veremos cómo se modifican nuevamente estos hábitos. De acuerdo con el Barómetro COVID-19 de Kantar, un estudio realizado a más de 45,000 personas en más de 50 mercados, se han identificado 3 comportamientos del consumidor que se extenderán durante más tiempo y a los cuales las empresas deberán poner atención.

Surgirá una nueva ola de compradores digitales

El comercio electrónico superará al comercio tradicional minorista el próximo año. Tan solo en México, de acuerdo con datos presentados por Pearson Research, antes de la pandemia las ventas representaban menos del 2% de todas las transacciones del país y solo 10% de las Pymes mexicanas tenían presencia digital.

Actualmente el consumidor ha dejado atrás la desconfianza al realizar compras en línea. Ahora 8 de cada 10 mexicanos considera muy seguro comprar productos en la web y 1 de cada 2 consumidores está comprando a través de internet.

El periodo de consciencia de valor será extendido.

El hecho de que las personas se encuentren preocupadas por la situación económica de sus hogares y de lo que vendrá en el futuro, ha hecho creer a Kantar que las estrategias de precios, promociones y valor agregado serían críticas para la competitividad de las marcas.

Más del 60% de las personas espera que la economía demore mucho tiempo en recuperarse con impactos a largo plazo en cuestión de empleo y cierre de negocios de comercio minoritario. El 68% de las personas afirman poner más atención a los precios antes de comprar y 45% cree que las empresas deberían ayudar a los clientes a través de descuentos y promociones.

El localismo se convierte en una tendencia dominante

Las estrategias de abastecimiento y producción de las marcas se convertirán en un factor más relevante para los consumidores convencionales. De acuerdo con Kantar, el 65% se inclina por comprar bienes y servicios de su propio país.

Uno de cada tres consumidores se preocupa por poner en riesgo su seguridad cuando los productos son enviados desde el extranjero, particularmente los productos enviados desde China y Estados Unidos son percibidos como riesgosos en otros países.

El sector abarrotero puede ser uno de los más beneficiados, tan solo durante el mes de marzo y abril sus ventas aumentaron 22%, de acuerdo con datos presentados por Pearson Research.

Si algo hemos aprendido durante esta pandemia, es que ninguna empresa puede quedarse fuera del mundo digital. La comunicación a través de canales digitales es indispensable, así como el uso del comercio electrónico. Ante el regreso a esta nueva normalidad, las empresas deben desarrollar estrategias que ofrezcan un valor agregado y respondan a estos nuevos comportamientos del consumidor.

 

Colaboración de Daniel Torres
Marketing Digital en CompuSoluciones